Hispanos Sin Fronteras Comunidad Social. Somos Totalmente Nueva, Gratis y Seguro!
en.comprocoches.us Blogs - Noticias

View All Blog Posts

Bookmark and Share
 A la izquierda un ejemplo de que las lámparas LED son capaces de aunar ahorro energético con belleza en el diseño. Arriba, la lámpara Shade, del diseñador Paul Cocksedge. (EFE)

El sucesivo incremento del precio de la energía, unido al aumento del consumo de electricidad en los hogares, por los hábitos de vida, hace que sea fundamental encontrar una forma sencilla de ahorrar en la factura de la luz, sin renunciar al confort.

Teniendo en cuenta este escenario, los expertos de la sección de iluminación de Leroy Merlin, empresa especializada en accesorios, materiales y decoración del hogar, ha calculado qué pasaría si cambiásemos todas las bombillas tradicionales de una casa por bombillas LED.

Para ello, han comparado el coste anual en electricidad para iluminar un apartamento promedio con 20 bombillas tradicionales (unos 225 dólares) con el costo iluminándolo con las LED (unos 35 dólares).

Según su cálculo, el resultado de cambiar este número de bombillas supone un ahorro de 190 dólares, que si se multiplica por la vida útil de un LED, 15,000 horas, el equivalente a 14 años, el ahorro asciende casi a 2,700 dólares a lo largo de estos años. La vivienda base para ese cálculo dispone de salón, baño, dos dormitorios y una cocina.

Aunque el costo de cada LED es algo más elevado (el precio medio es de 20 dólares), el cambio merece la pena, porque la inversión en este tipo de bombillas queda amortizada en dos años.

Además, los LED alcanzan el 100 por cien de su rendimiento desde el mismo momento en que el que se encienden y transforman cerca del 98 por ciento de su energía en luz y solo un 2 por ciento en calor, por lo que resultan más eficientes a largo plazo.

Toshiba Lighting Systems se manifiesta en el mismo sentido: la iluminación LED supone un enorme ahorro energético y añaden como beneficio su fácil instalación y su durabilidad.

 

Más que ahorro

Pero las LED, además de ahorro, son capaces de iluminar de manera cálida una estancia. Lejos de lo que se pueda pensar, además de su funcionalidad los últimos diseños aportan una gran dosis de belleza sobre aquello que iluminan.

El diseñador Paul Cocksedge ha utilizado un LED multichip con el que su lámpara Shade ilumina, suspendida en la nada.

El sistema de iluminación nació, según su autor para solucionar un problema puramente práctico: para deshacerse del desorden que, generalmente, va ligado a los aparatos de iluminación.

Contemplada desde lejos, Shade es como un objeto en suspensión una pantalla voladora, una lámpara suspendida entre el cielo y la tierra, un cono de luz entre el suelo y el techo, como si emergiera de un espacio-tiempo paralelo.

La energía se obtiene de una bombilla LED de suelo alojada dentro de una pequeña caja de aluminio negro. Este elemento proyecta la luz dentro de la pantalla de papel japonés, que, a su vez, cuelga de forma invisible del techo mediante alambres de nilón extremadamente finos.

La lámpara diseñada por Rossi & Bianchi, un paralelepípedo de pura luz ilumina la geometría con la fuerza. Y uUna lámpara de suelo LED para interior y exterior compuesta de un esqueleto ultraligero de finos perfiles de aluminio de los que emana una luminosidad difusa.

Por Inmaculada Tapia / EFE REPORTAJES


Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com